30.12.09

"Viernes 13"

Tal y como lo cuentan los antiabortistas –que si genocidio, que si veda abierta al feto, que si asesinatos en cadena–, parece que aquí hay muchísimas mujeres que están deseando quedarse preñadas para poner en práctica su afición predilecta, esto es, arrancarse la criatura de las entrañas y desnucarla como a un conejo, y después juntarse todas en un bar de putarronas, aún con las salpicaduras de sangre en el rostro, a contarse las hazañas y a consumir brebajes puercos y a reírse a gañote abierto, quién sabe si también a enseñar el culo y moverlo con rumboso frenesí, quién sabe. Hombre, por favor. Mucho “Viernes 13” han visto ustedes. Que no es eso, que no. Ni tampoco esa vocecilla ridícula que ponen para remedar al feto en el útero gritando: “¡No me mates, mamáaaa! ¡Quiero viviiiir! ¡Soy una persona, mamáaaa, soy tu hiiiijoooo!”. La hosti, nene, qué escabrosos, qué ganas de pegarle lametones al morbo, oye, qué sustazo más potajero y ponzoñoso. Cualquiera diría que se ponen tontorrones imaginando la escena. Los antiabortistas recurren a los cuentos de muertos y aparecidos de la abuela y con ello nos devuelven a un oscurantismo de descampado con escombros y peste a zorruno, porque a ellos se ve que les funciona para andar todo el día acojonadicos perdidos.

1 comentario:

Javier Pérez dijo...

http://www.columnasdeprensa.com/2009/11/los-ejercitos-del-limbo.html

:-)