11.2.09

El moneero

A cambio de la panzá de regalos que se llevan, los ministros nos dejan frases y consejos cuando vienen a Jaén. No sé yo si eso es negocio, ¿eh? Mira tú la Bibi, la ministra, la Aído, la miembra, que viene, se pone púa de migas torrecampeñas, con su choricillo y sus torreznillos, le dan mermelada, salchichones, morcillacas, cremas de aceite para el cutis, jabones, pañuelos de seda, vinorro, dulces… y en pago ella va y nos dice que eso de la paridad en el CES se tiene que arreglar, que muy bien por el Ayuntamiento jaenete por favorecer que las mujeres entren en las empresas que ejecuten obras a cargo de los Fondos de Inversión Local, que ante la violencia machista se requiere la tolerancia cero y que verás qué bien va a marchar todo en Jaén, en Andalucía y en España. Y que hasta luego. ¿Hasta luego? Sí, sí, hasta luego. Vale, muy bien, tía, buen viaje, pero…, jopé, déjate algo, convida a cañas, corresponde, sácate el moneero y déjanos una propinica, que para eso eres ministra, que de frases y consejos no se vive, sirven para pensar un rato y aplaudir, eso sí, pero no se comen, entre otras cosas porque son productos altamente perecederos que a las pocas horas ya están rancios. En cambio ella sí que va a ocupar todas las alcayatas del Ministerio colgando embutidos.

1 comentario:

ana castillo dijo...

leo siempre sus articulos y en alguna ocasion he criticado su forma soez e irrespetuosa de dirigirse a los demás,eso no quita que tenga razon,y si tiene algo a su favor es la falta de hipocresía,en esta ocasion quiero felicitarle por su articulo"bestias" me ha parecido genial y a la iglesia y dios, que le den dos duros.
estoy de acuerdo con usted siempre que habla de los santurrones y de los fachas,ya ve que no tengo problema por felicitar o criticar.enhorabuena esta vez.

ANA.