15.6.10

Salmorejo

Mucho más que sus palabras, lo que me asombra y hasta me da miedo es la expresión de la cara del tertuliano de Intereconomía (Eduardo García Serrano, programa El gato al agua) mientras llama “zorra repugnante” y “guarra” a la consejera de Sanidad de la Generalitat catalana, Marina Geli, por —según él— animar a los menores a “meneársela” (término por el que pide perdón, el tío, después de lo que ha dicho, tiene guasa) y a practicar el sexo de boquilla. ¡El hijo el gori, qué cara pone! Es una cara de asco antiguo, de asco contenido para no vomitar en público, de asco fundamentalista, de asco ultraderechista, probablemente fingido, pero muy bien representado en ese teatrico de títeres polvorientos y malos, o sea los de la cachiporra, que es Intereconomía. Es el asco de esas criaturas severísimas con la moral y obsesionadas con el sexo. Las hay, quedan muchas. No digo que sea el caso de este hombre en particular, pero esas criaturas de las que hablo son las que después, en la intimidad, pondrían colorado al Marqués de Sade y a Rocco Siffredi juntos. La hipocresía es a la moral sexual lo que el tomate al salmorejo: imposible que exista el salmorejo sin tomate. De ahí esos rostros tersos por la indignación mientras defiendes lo puro mientras estás soltando pestes por la boca.

3 comentarios:

ana dijo...

absolutamente de acuerdo, de hecho escribí hace unos días de este tema en mi blog.

Me he permitido poner el enlace de este articulo, si hay algún problema lo retiro de inmediato.

ANA.

Jesús Tíscar Jandra. dijo...

Ningún problema, Ana; al contrario.
Gracias.

ana dijo...

Gracias.