14.6.10

La Escoba

A Jaén capital le han dado la Escoba de Plata. La alcalda Carmen fue a Madrid confiando en que se traería la Escoba de Plata y se ha traído la Escoba de Plata. No hay nada como la confianza para ganarse una Escoba de Plata. Y no sólo la confianza, también la limpieza, que es con lo que las ciudades se ganan la Escoba de Plata. La Escoba de Plata es una escoba más bonita que ná. Jaén está limpia, entérense, y por eso ha obtenido la Escoba de Plata. Ahora verás tú qué pronto saldrán los cuentacacas a decir que no, que lo de la Escoba de Plata no es merecido, que la capital está hecha una porquería y que la Escoba de Plata hay que devolverla, verás qué pronto. Son los que ven Jaén con ojos sucios, con ojos cochinos, unos ojos a los que jamás le concederán la Escoba de Plata, por guarros, por marranduzcos. A Jaén la ha cogido el Eduardo Castro y le ha lavado los hocicos y por eso Jaén se ha hecho merecedora de la Escoba de Plata. A partir de ahora ten tú valor de tirar una colilla al suelo, que sale el Eduardo Castro y te pega un escobazo con la Escoba de Plata que le ha traído la alcalda Carmen de Madrid. Se la ha traído para eso, seguro, para que dé escobazos con la Escoba de Plata y después se ría mucho y de buena gana. Hay que alegrarse por la Escoba de Plata. Venga, venga, alégrate.

2 comentarios:

RaRo dijo...

alegrarme no sé pero reírme...

Bassoyeno dijo...

¿Y el estropajo de plata? ¿Para cuándo?
Lo digo, y sobre todo lo escribo, por las pintadas y graffitis que hay por toda la ciudad y por el casco histórico-decorado.
Qué asco!