20.11.09

En el bar

En el bar Democracia Española, ahora que el dueño ha puesto una tele plana y enorme que se ve más bien que el copetín, se reunieron el miércoles pasado todos los políticos, cargos y militantes del PSOE y del PP del país y se liaron a pedir cañas como descosidos desde casi una hora antes de que empezara el interesantísimo programa que les había juntado allí en masa. La emoción, los nervios y el suspense eran patentes. La bulla, acalorada. De tapadillo, se hacían apuestas. Corrían las raciones de colines y de criadillas, todo a cargo de las arcas públicas, por supuesto. Hasta que empezó el programa, titulado “Comparecencia del fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados”. Entonces se hizo el silencio, pese a lo cual, no obstante, alguien le subió el volumen a la tele. Tras la intervención del dicharachero presentador, apareció el fiscal e informó: “De un total de 730 procedimientos judiciales abiertos contra partidos políticos por casos de corrupción, 264 pertenecen al PSOE y 200, al PP”. El griterío fue ensordecedor, los peperos se desataron, muchos se subieron a la barra a berrear su alegría, mientras que los sociatas se marchaban cabizbajos: para ellos no iba a ser la fiesta hasta las tantas de la madrugada.

1 comentario:

Sombras Chinescas dijo...

En eso consiste la esencia del sistema: no en ser bueno, sino en que el otro sea peor.

Saludos.