7.10.09

La moción

Pero, Férriz, Ángeles Férriz, ¿ahora que te ibas a bajar el sueldo te quitan de alcalda de La Carolina? Esto cómo puede ser, muchacha. ¿Desde cuándo sabías tú, Férriz, Ángeles Férriz, que te iban a quitar de alcalda de La Carolina? Uyuyuy uyuyuy uyuyuy. Porque digo yo que eso de las mociones de censura no es una cosa que te levantas por la mañana y te la descubres como quien se descubre un divieso: “¡Ay, jolín, que me ha salido una moción de censura, me cachis en los mengues!”. Eso de las mociones de censura es una cosa que se ha de instalar con tiempo en la pleura, digo yo. Supongo que el concejal independiente ese, el José Rodríguez, por el que te sientes traicionada, llevaría ya meses sin mirarte a los ojos y silbando “amapola, lindísima amapola” cuando se cruzara contigo en el pasillo. Pero lo mismo es que no te dabas cuenta o pensabas que el tal Rodríguez era timidico y un clásico silbador. El caso es que ahora parece que lo de tu bajada de sueldo y la de tu grupo municipal no era más que una maniobra para tener al pueblo, a la gente, a los carolinenses a tu lado cuando se produjera la echada del sillón, fíjate lo mal pensados que podemos llegar a ser, ¿eh? Podemos llegar a ser tan mal pensados que si no acertamos es por falta de desconfianza.

1 comentario:

CORREDOR PEREZOSO dijo...

Jesús, amigo Jesús , que en los principales (plural) diarios ha salido, un blindaje, una compra premeditada, algo huele a podrido en el PP carolinense, como en el resto.

Déjate de sueldos y zarandajas, yo también mañana me voy a subir el mío.