8.10.09

Esparadrapo

Esparadrapo. Con esparadrapo. Monte usted un teatro en Jaén tras más de una década de espera, póngale de nombre “Infanta Leonor” y, para rematar, tape usted las lucecitas de las escaleras del patio de butacas con esparadrapo. Con esparadrapo, sí. Las lucecitas de guía de las escaleras del patio de butacas del teatro “Infanta Leonor” las han tapado con esparadrapo. Con esparadrapo. Se puede ser cutre por naturaleza, sin poderlo remediar, y también se puede ser cutre porque le sale a uno de la mondonguera y se emperra y se emperra y se vuelve a emperrar. Las escaleras de ese patio de butacas son una traición muy feísima, la propia princesa Letizia –cúchala– estuvo a pique de pegar un cepazo el día de la inauguración: consisten esas escaleras en una absurda combinación de escalones largos y escalones cortos pensada para que pises en falso y abocines, y como las lucecitas que se supone tenían que orientarte el paso no sólo no te lo orientaban sino que te lo engañaban, pues nada, las tapan con esparadrapo y ya no hay lucecitas. Con esparadrapo. Y la directora del teatro tan contenta, nos imaginamos, que ya es mucho imaginar, ¿contenta esa mujer? Pregúntenle a los fotógrafos y cámaras lo agustico que están con sus órdenes, por ejemplo. Con esparadrapo.

5 comentarios:

Blumm dijo...

Cutrejaén es una marca registrada, joder. ¿No te habías enterado?

Si tuviese tiempo lo haría, montaría un blog con título: cutrejaén.

Abrazos, nene.

KARAMES dijo...

INTERESANTE ARTÍCULO DE JUAN MANUEL CAMACHO PUBLICADO A POCO DE LA INAUGURACIÓN DEL NUEVO TEATRO

Deficiente Teatro Infanta Leonor de Jaén

«18 de Febrero de 2008, 11:46:51 »

Yo tampoco me lo creí¬a y mira que me lo dijeron personas. Me pedí¬an que escribiera de lo que ningún periódico se ha atrevido a contar del nuevo teatro "Infanta Leonor". Y, al final, cuando estuve allí¬ dentro requetemiré para asegurarme de que no habí¬a duda. Tanto querí¬a asegurarme que hasta le pregunté a la azafata:"oiga señorita, ¿por casualidad me podrí¬a usted indicar dónde están las salidas de emergencia de este teatro?" y la respuesta fue que no le consta que existan, que se sale por donde se entra… ¡y no hay más! Es muy fuerte que otra vez a los de Jaén nos metan la bacalá y, así¬, a la hora de la verdad, ya hay muchos jienenses que hasta tienen pavor a entrar a ese patio de butacas que es una auténtica ratonera. Recemos porque no salga ardiendo la zona de acceso, porque no hay salidas en la otra punta junto al escenario y tampoco podemos escapar hacia camerinos porque el foso hace de barrera insalvable. Esto sólo pasa en una obra pública porque hasta los microcines del Carrefour están mejor pensados. ¿Lo saben los inspectores? Y todo sin contar la miserable cantidad de extintores que hay en una sala con 810 asientos y con que no existe ni una sola boca de extinción en la parte delantera de butacas del escenario y, por supuesto, ningún rociador de agua en los techos (aunque sí¬ detectores de humo). En el anfiteatro por no haber no hay ni luces de emergencia (salvo una encima de cada puerta) y para más INRI no existen en todo el interior del edificio las obligadas -por ley- señales verdes fosforitas indicando caminos de salida, esas que tiene en su tienda hasta el frutero del barrio.
Es incomprensible que esto ocurra, una temeridad y un despropósito que nuestros gobernantes silencien esta barbaridad. De nada nos sirve que el PSOE vaya ahora a culpar al PP por este desaguisado porque todos sabemos que un Ayuntamiento (del PP) financió el 25% de la obra y la Junta (PSOE) el 75% restante y la responsabilidad por tanto es de ambos. ¿Quién ha supervisado esta obra y a qué clase de arquitecto se le ocurre concebir un teatro de 810 butacas sin salidas de emergencias? Mira por donde que a los multicines Avenida les echaron el cierre, entre otras cosas, por motivos de seguridad siendo del año de maricastaña a diferencia de este teatro abierto hace menos de dos meses, claro que el primero era de gestión privada y este de gestión pública. Por eso los jienenses pedimos que respeten nuestra inteligencia y no nos cuenten milongas de que las pistas deportivas del Arche han sido clausuradas por motivos de seguridad porque si eso fuera cierto el teatro estarí¬a con el candado perenne. Más datos: asómense a la plaza que hay entre este teatro y la fachada del albergue y verán unas barandas sin protección bajera por la que pueden caer niños a desniveles de dos metros. ¿Puede alguien convencerme porqué unas cosas se cierran y otras se abren utilizando la seguridad como falso pretexto? Porque por los datos objetivos todo suena a cantinela de seguidismo polí¬tico y a mí¬ me da que a algunos les importa entonces un bledo la seguridad de quienes asisten a los espectáculos del "Infanta Leonor". Y mañana hablamos de que los artistas no pueden descargar sus montajes, de la cafeterí¬a cerrada, de los minusválidos, o de por qué entramos por la puerta trasera en lugar de por la principal, entre otras cosas.
__________________________________

KARAMES dijo...

07 de Abril de 2008, 11:45:11 »

Otro artículo de opinión que hoy publica Viva Jaén:
La farsa del ‘nuevo teatro

Ellos, todos, con tal de creerse con la razón terminan por no ser razonables. Se lo digan o lo vean cierran los ojos; lo escuchen o lo oigan padecen otitis. He ahí el orgullo político, el alter ego de la irresponsabilidad. Siguen erre que erre con ese recinto que acoge a un millar de personas en pequeño espacio de tiempo y no han tenido la decencia de hacerle unas salidas de emergencia por si saltan chispas. Solución doy: justo entrando a la sala principal -la de las 806 butacas porque 4 las han arrancado para que los minusválidos tengan un sitio, aunque sea discriminados, siempre en última fila porque todo allí son escaleras hasta el escenario- conforme se baja de frente y en la pared que queda a nuestra izquierda se abre un boquete, se desplazan las máquinas de aire acondicionado que hay tras ese muro y ya tenemos una salida de incendios dentro de la sala y en el lado opuesto a la entrada. Creo que sería viable y da salida directa a la calle. Que lo estudie alguien por favor, que no es de recibo lo que nos meten en Jaén. Las tomaduras de pelo son bochornosas y alguien me ha pretendido vender como salida de incendios lo que es entrada (en desuso) principal, justo junto a la puerta trasera por la que nos obligan a acceder. Vamos, vamos, que no cuela la milonga porque por no haber no hay ni barras antipático. ¡¡Créanselo señores de la Junta y del Ayuntamiento, del PP y del PSOE, que cualquier día pasa algo!! Y ya de paso reconozcan que por meter ese teatro en aquella esquina (hubiese sido un buen sitio para una facultad y adentrar 1.500 universitarios que dieran vida diaria al casco histórico) han hecho un aforo insuficiente. Aún recordamos que el teatro Cervantes disponía de 1.350 localidades cuando Jaén contaba con sólo 27.000 habitantes. ¿Alguien entiende qué genios planifican esta ciudad? Y no podemos dejar de olvidar lo del chapuzón de que no entran los camiones con los escenarios porque la puerta de descarga es pequeña, o lo de la sonoridad que se puede mejorar instalando una digna "concha acústica".
Otra idea: recuperen el enorme lienzo que había en el añorado teatro Cervantes y en el cual éste recibe el homenaje del Olimpo y que debe estar hoy pudriéndose en el clausurado cine Avenida. Y, para cateto cateto, que se siga con la farsa de denominar al teatro como "Nuevo Teatro Infanta Leonor" . ¿Nuevo?, ¿acaso hubo uno antes con ese nombre? yo recuerdo el Darymelia, el Cervantes, Norte, Casa de las Comedias...Si alguien no quiere que se llame Infanta Leonor que apechugue y lo diga a las claras y le ponemos por ejemplo, teatro "Maestro Cebrián" pero lo de Nuevo Teatro es una mamarrachada, una excusa inútil, algo fuera de lógica. Visiten www.aytojaen.es y verán abajo un logo del "Nuevo Teatro" sin Infanta ni Leonor ni nada, y eso que es la Web oficial del Ayuntamiento. No sé qué pensarán ustedes pero en Jaén hay quienes no entienden que el prestigio de la ciudad debería estar por encima de caprichos políticos partidistas. Pero no pasa nada, somos tan cateticos y de nuestro pueblo que dentro de 40 años seguiremos hablando del "nuevo" teatro aunque se caiga a pedazos. Y seguirá sin salidas de emergencia y por supuesto no recibirá ninguna inspección oficial. Y los minusválidos seguirán condenados a la última fila porque arquitectos y políticos no miman a Jaén. Y si no que rectifiquen ya o nos expliquen estos timos a Jaén. Verán qué mudos se quedan ellos, unos y otros.
*************************
Foros Públicos de la Plataforma por Andalucía Oriental | Andalucía Oriental | Marginaciones, menosprecios y olvidos | Deficiente Teatro Infanta Leonor de Jaén

KARAMES dijo...

19 de Febrero de 2008, 10:35:21 »
________________________________________
Segunda parte que publica Viva Jaén:
El teatro, sin salida de emergencias (II)

Qué pena me da escribir de nuestro teatro en este sentido. Los jienenses somos pacientes hasta el infinito, tanto que nos llegan con muchos años de retraso infraestructuras que gozan mucho antes el resto de andaluces y, cuando las tenemos, casi siempre nos resignamos a lo que hay porque no hemos sabido mirar a los ojos a nuestros polí¬ticos para exigirles la decencia que nos merecemos. Hoy algunos estarán que trinan con esto que escribo, acostumbrados ellos a que Jaén sea muda y conformista hasta el pecado. Pero tenemos que autoproclamarnos. Claro que soy el primero en querer mi teatro de Jaén, pero también deseo las cosas bien hechas. Lo que no comparto es que algunos dirigentes de colectivos sociales estén a cada dí¬a diciendo en los periódicos que luchan por el barrio antiguo y a la hora de la verdad, cuando les descubres que el techo del teatro "Infanta Leonor" visto desde el castillo rompe la fisonomí¬a propia de las tejas del entorno histórico en que se ubica, esos colectivos son capaces de renunciar a sus principios según sea el color del corte de la cinta de inauguración. Jaén no le debe nada al PP, ni al PSOE ni a nadie, nos tratan mal y que cada palo aguante su vela. Dí¬ganme si no porque ni unos ni otros, que han pagado y supervisado la obra del teatro, se han dado cuenta de que el arquitecto habí¬a colocado una puerta que no da las medidas para que entren los camiones con los escenarios y se ha chapuceado una zona de descarga exterior cargándose un jardí¬n junto al torreón. No se entiende que todos estemos entrando por la ridí¬cula puerta trasera -hasta los Prí¬ncipes descubrieron allí¬ la placa- y estén sin abrirse las puertas principales con acceso desde la calle Molino Condesa. Sencillamente se ha planteado el acceso peatonal a espaldas del flujo natural previsible de los espectadores de Jaén.
Y a todo esto recuerdo la barbaridad que conté ayer de la carencia de salidas de emergencias e indicaciones fosforitas señalizando cualquier salida, de los posibles accidentes que pueden ocurrir en la plaza de la entrada al teatro si un niño se cae por el desnivel de dos metros de las barandillas sin protecciones. Es increí¬ble que esté cerrada la cafeterí¬a y el guardarropa (que además es de tamaño ridí¬culo); o porqué se han dejado dependencias sin climatizar, por qué somos tan catetos que a la sala de 200 butacas se le llama "pequeña" en lugar de -se me ocurre- "Maestro Cebrián" (creador del himno a Jaén y la marcha de 'El Abuelo', entre otras), o esa puerta tan ridí¬cula para entrar en ella. Es raro que hayan tenido que arrancar butacas de la sala principal para que puedan pasar los minusválidos, marginados a estar desterrados siempre a la última fila. Tampoco se comprende que iluminen los escalones de la sala y luego dejen a oscuras el escalón de acceso a fila de butaca. No se entiende que se tache al PP de imponer el nombre "Infanta Leonor", aprobado en pleno con voto favorable del PSOE, y luego éstos últimos se desdigan mientras unilateralmente deciden llamarlo Nuevo Teatro sin la participación pública que tanto proclamaron. De manera que los artistas, cuando llegan a Jaén, no saben si actúan en el Nuevo Teatro, en el Infanta Leonor, en el Teatro Municipal como rezan los indicadores instalados en la calle Millán de Priego, o en el Teatro Jaén (www.teatrojaen.es). Esa es la cruda realidad de la imagen que exportamos y cómo nos hacen las obras en Jaén. Duela a quien duela. Y seguimos sin salidas de emergencias: ¿lo van a cerrar como el Arche por motivos de seguridad o tenemos que entender otras motivaciones según quien corte la cinta inaugural?.

arturo dijo...

LO DEL INFANTA LEONOR ES UNA TOMADURA DE PELO DE MUCHO CUIDADO,POR CIERTO QUE NOMBRE TAN FEO...
VENGO DE VER UNA OBRA DE TEATRO Y NO SE OYE,ES QUE NO SE OYE, QUÉ ACUSTICA MÁS PERRA¡¡¡, POR CIERTO ME HE FIJADO EN LO DE LAS PUERTAS DE EMERGENCIA Y EL TEMA DE SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS QUE DECÍA EL ARTÍCULO ANTERIOR, QUÉ MIEDO COPÓN, LUEGO PASAN LAS COSAS Y NO NOS LAS EXPLICAMOS. LA DIRECTORA FURTIVA QUE REGENTA EL EDIFICIO CON TANTAS TARAS ES UNA INEPTA DE TOMO Y LOMO,COMO SE ATREVE A MANTENER TODOS ESOS PROBLEMAS Y NO HACER NADA PA REMEDIARLO.TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS.