13.11.07

"¿Por qué no te callas?"

Al Rey le salió en la Cumbre Iberoamericana de Chile la mala follá acumulada por la portada aquella de “El Jueves”, por la quema de fotos suyas, por Jiménez Losantos, por Esperanza Aguirre… El vinagre del venezolano Hugo Chávez y del nicaragüense Daniel Ortega era por culpa de Cristóbal Colón, claro, al que todavía no le han perdonado la piojera de la Pinta, de la Niña y, mucho menos, de la Santa María, en tanto que los demás indios parecen haberse olvidado ya del saqueo y del ultraje tan recientes, los muy rajaos. Cuarenta años después de que el dictador lo señalara con el dedito, Juan Carlos I el Traidor (así lo llama cierto sector de la derecha, ya saben) nos demuestra que no es sólo una maquinita de saludar con la mano y leer discursos, sino que también se le sube la mala sangre a la cabeza, esa que no se te va hasta que no la echas por la boca. Así, mientras que Zapatero estuvo grande en sus réplicas, al Rey se le vio ya lo viejo potaje, lo cascarrabias que está y las pocas ganas que tiene de que vengan a tocarle el escroto a estas alturas dos particulares puestos a enfriar. Aznar dejó mucho odio, el que aún sigue cociendo, y es la herencia que les ha legado a estos, monarquía incluida.

2 comentarios:

El Juan Pérez dijo...

Y venga con el Juancarlos, pero si aquí el protagonista es Chaves. Mira que tiene gracia el joío, con ese cuerpo que le viene grande y mueve vacilón; y hasta un programa de televisión, tiene, o la televisión entera, a ese no hay quien lo calle, ni la democracia.
Ahora que para diálogos, el de Aznar con ZP al teléfono, que pena que no haya vídeo o politono. ¿Quedarán una tarde? ¿Tuvieron sexo telefónico? ¿Nos lo contará el tomate? Nos perdemos lo mejor, como siempre.

Heckler dijo...

Como dice una cancion de Sabina a esta familia les ha resptado la hemofilia pero al Rey parece que ya le esta empezando a afectar.
Tremenda la templanza de Zapatero!
Saludos