10.1.07

España en ayunas

A España habría que dejarla en ayunas de política unos años, yo creo que con diez o doce años sería suficiente. Si esto fuese posible, le vendría muy bien, ay qué bien que le vendría un ayuno. Los médicos recomiendan unos pocos días sin probar bocado para limpiar y renovar el organismo, sobre todo después de estas pasadas fechas de pringachas y pantagruelidades. ¿No sería beneficioso también para un país abstenerse durante una década del “panorama político” de cada día y regresar a él con la puesta a cero de su marcador? Porque ahora mismo España tiene un empacho que se cae y cualquier día va a pegar la arcada del siglo y va a soltar un caño de vómito que nos vamos a enterar. ¿Qué necesidad hay de que en esa purga emética salgan disparados los bofes que le atormentan la salud? Lo más recomendable y menos traumático para todos sería que, poco a poco, la derechaca recalcitrante, la torpeza, el rencor, las territorialidades, los nacionalismos radicales y buena parte del PP más hipócrita y estorbador fuesen eliminados por depuración y pasaran sin violencia a los cauces intestinales del país, hasta alcanzar el recto. Y después, a estrenarlo de nuevo, bajo la supervisión de un buen dietista.

2 comentarios:

Silvio Gnisci Morgach dijo...

La verdad es que sí, tanta diarrea política no es buena, de verdad que no.

Jesús Tíscar Jandra dijo...

A régimen, Silvio, a régimen hay que ponerla. Nutricionalmente hablando, claro está, por dios.