2.10.06

Nana a Fernández de Moya

Tú no llores, Josenrique, sangre mía. Ea mi niño, ea, ea, ea. No llores tú, angelote, que la vida sigue y tú eres un chiquillo que la tiene toda por delante. A ver esa sonrisa de lucero, a ver esas carcajadas de campanilla, a ver esa alegría de verbena, a ver ese garbo de azúcar y salchipirri. Ea, ya, mi niño, ya, ya, ya... No llores más, mi rey, que nadie en Jaén se merece tus lágrimas tan puras, que la política es un muladar y no van a crecer más que mugres si tú las riegas con ellas, que el cielo de los poderosos será muy grande, pero también muy negro, y jamás van a tener tu luz alumbrándoles, qué más quisieran ellos, mi chiquitín, vida mía. Anda y que le den dos duros al señorito Javier Arenas. ¡Malo, malo, malo! Dejar a mi Josenrique, a mi niño, sin su candidatura a la Alcaldía jaenita... Qué poca sangre y qué poca entraña, de verdad. Ya está, mi niño, ea, ea, ea, no me llores más, que me desgarras las túrdigas. Piensa en lo que te ibas a encontrar en el puente de mando del Ayuntamiento: cacota y merluzas podridas, roña y telarañas, sables y mandobles. Déjate tú de alcaldías, mi bien. Eres tú muy guapetón para esos bailes de gañanes. A ti el buen dios te tiene destinado reinos y no retretes.

4 comentarios:

Jesús dijo...

Y que no se ponga tonto, que sale volao del parlamento.

Sir Alsen Bert dijo...

No sé, yo a este gachó, cada vez lo veo más cateto -sin acritud-, más pueblerino. Y eso que se expresa bien el jodío, pero es un estar, es un colocar siempre el lado bueno. Es político y profesor universitario bueno pero no le encuentro el carisma por ningún lado.
Tiraba para político de altas cumbres pero como siga más en esta lagártica ciudad, las alas de águila que empezaba a desarrollar se le van a quedar en simples alones, y fritos, como se descuide.

Que te lo digo yo, nene.

Jesús Tíscar dijo...

Oiga, sir Alsen, que me gustó el "tiscarjandrismo" del otro día.

Sir Alsen Bert dijo...

Copio aquí el texto con el que te he contestado allá:

Sí, hombre, el tiscarjandrismo como movimiento literario surgido en la primera mitad del siglo XXI en Andalucía, en la Andalucía Lagártica denominada así también por el creador del movimiento.
En el siglo XXII será causa del exacerbado nacionalismo lagártico que contribuyó a la implantación de la I República en Andalagártica (Gibraltar incluido), región que consiguió independizarse de la España Republicana (Madrid y periferia)

Pues no va a dar juego el movimiento literario este ni ná en la futura Historia de nuestras futura República, nene.