7.3.06

Invitados al gran botellón

El día 17 del presente iré al macrobotellón de La Alameda, he recibido el mail anunciándolo y no me he resistido a reenviárselo a 47 amigos, animo a los que no son estudiantes y a los que ya peinan canas y calvas, como yo, que peino las dos cosas, a que se dejen por una noche de barecito con tapita y cuñaos y asistan a la gran fiesta callejera de los nenes borricotes y de las nenas sin frío, ¡vamos a beber y a drogarnos todos por una sola vez en la vida!, habrá porretes, setas, tiritos y mucha alegría, es posible que algunos decidan partirse la cara, pero no hay problema, se les tira al pilón y listo, y que se unan los vecinos de alrededor antes de empezar a quejarse, ya saben: si no puedes con tu enemigo, únete a él y que sea lo que dios quiera, ¡vamos, venga!, que el macrobotellón del 17 se llene también de puretas, van a ver esos cocacolos y esas fantitas de limón lo que es un jolgorio y un pasonaco con la camisa por fuera, y cuando la cosa esté más que tibia podremos perdernos con la santa por algún jardincillo y recordar viejos tiempos de pasión silvestre, los orgasmos al aire libre traspasan fronteras, casi diría que las eliminan, así que, sin cortarse, véngase usted también.

2 comentarios:

Du-Marais dijo...

A ver, a ver, una pregunta sincera: ¿Quién coño organiza estos actos en pro de la Cirrosis colectiva?

Sería muy interesante porque según me enseñaron mis antepasados, de la nada no se crea nada, o bueno, hasta hoy no se había podido crear.

Mira que si es algún pepero camuflado; y anda, mira que si todo está confabulado por Sadam. Cawentó, qué ceguera tiene el personal.

Ah, yo no voy. ¿Qué quieres que se me cague un pájarito?

Sir Alsen Bert dijo...

Extraído de la Alianza entre Mamones (Post del 7 de marzo):

"Estimados lectores y lectoras

La Alianza entre Mamones considera una aberración el hacer competiciones de botellón entre ciudades. Eso no ayuda a la Paz Mundial, a la regeneración de los bosques de pinos de San Feliu de Guixols y al acercamiento al Islam. Creemos que esos actos son vergonzosos, sexistas y degenerantes, una muestra más de la degradación a la que ha llegado Occidente por culpa de su egocentrismo cultural y el imperialismo Norteamericano.

Gracias

PS: David, ¿a qué hora quedamos? ya traigo yo las birras"