16.3.09

Patata

Esta patata de mundo es tan chistosa... ¡Qué chistosa es esta patata de mundo! Condenamos a tres años de prisión al periodista que le tiró los zapatos a George Bush, un tío que ha mandado acariciar a muchísima gente con la excusa de una mentira y al que, sin embargo, nadie meterá en la cárcel por ello. Bendita Humanidad, qué asociación más imbécil. Si tenemos en cuenta que los zapatos ni siquiera le dieron en el careto al que iban dirigidos, póngame usted un cuarto de justicia humana, que me la voy a comer ahora mismo, y vaya diciéndole a dios que haga el favor de existir y anotar estos detallicos para la cosa esa del látigo divino y las mazmorras infernales. El Montazer al Zaidi, héroe y caballero al que habría que homenajear en Elda, Alicante (por ejemplo), intentó zapatear al anterior presidente estadounidense porque “no le gustaba su posición hacia Irak ni tampoco su sonrisa”, dos razones que me parecen muy buenas y perfectamente justificables, sobre todo la segunda: a ver por qué leche vamos a tener que aguantar una sonrisa tan fea. Se le pega un zapatazo y en paz. Las razones de Bush, en cambio, para saquear un país, para hacer una Guantánamo, nunca han estado tan claras ni tan puntualmente explícitas. ¿A que no?

2 comentarios:

Blumm dijo...

De tacón se los tuvo que tirar. Cachis.

julia dijo...

que razón llevas jesús, y en la entrada anterior también... hace tiempo que me di cuenta de que el truco político es no llamar a las cosas por su nombre, hay que aprender a adornarlas para que crean que estás hablando de alternativas de ocio y no de botellón, pero lo más preocupante es que eso anima tanto a los ciudadanos que no son jóvenes porque parece que así ese botellón molestará menos, como a muchos jóvenes que piensan que realmente están alternativizando algo... ¿es usted un ciudadano normal o todavía piensa? (lo dijo el roto en un chiste)... un beso.