21.3.07

Yo aún no he pasado

Actualmente, este Jaén lagártico y santurrico se divide en dos clases de habitantes: los que ya han pasado por el paso subterráneo y los que todavía no han pasado por el paso subterráneo. Sí señor: esta ciudad es así de simple y contundente. Servidor es de los segundos, y créanme si les digo que no me avergüenza reconocerlo, sobre todo porque los ya experimentados en este tipo de travesías urbanas confiesan que tampoco es que se sienta nada del otro mundo al pasar por el paso subterráneo, si bien es cierto que usan un tonillo que pretende ser humillante con los que aún no hemos catado tan extraordinaria ruta, quienes no podemos evitar agachar un poco las orejas, algo así como cuando el amigo ligón y aventurero te cuenta posturas, número de chorbas y orificios sexuales que tú sólo has soñado. Lo cierto es, sí, que los ciudadanos que ya han pasado por el paso subterráneo (¡y hasta varias veces, los tíos abusicas!) no quieren darse demasiada importancia para no resultar unos catetos, mas al mismo tiempo te están diciendo que eres un cipote y que si todavía no sabes lo que es pasar por el paso subterráneo es porque tus horizontes de vida menguan y se chuchurren, o sea que estás acabado.

5 comentarios:

tiscaruelo dijo...

encima de progre, tonto. este tiscar es capaz de rodear por peñamefecit antes que pasar por el tunel. sera membrillo

tu vecino de arriba tiscar dijo...

mejor ser santurrico que ser como tu, hijo mio. Tontico, tontico.

La osti nene que tio más pringao

tu vecino de arriba tiscar dijo...

mejor ser santurrico que ser como tu, hijo mio. Tontico, tontico.

La osti nene que tio más pringao

Johnbo dijo...

Coño, casi haces que uno se avergüence de haber pasado por él. Por cierto, si lo pasas dirección Gran Eje, baja la velocidad y cuidadito con la curva, que se ve que había tantas calles por ahí abajo que no les ha quedado más remedio que trazar una parábola saliente como trayectoria...

Jesús Tíscar Jandra dijo...

Pues si te digo, Johnbo, que sigo sin haber pasado... Es que no tengo coche, ni carné, ni ganas... No obstante, tomo nota de tu consejo para decírselo al conductor que me inicie en la experiencia.