5.2.07

Cumplida bronca a Jaén

Aquí piden gente para hacer bulto en Madrid contra los matrimonios homosexuales, la unión de la puñetera familia, el santo PP y demás chalaúras y van decenas de autobuses a hacer el imbécil con la pancartita retro; pero luego le pides a este Jaén tan facha —porque mira que es facha, el condenado— que apague la luz cinco minutos a modo de manifestación contra los desmanes medioambientales y lo hacemos cuatro gatos y alguna rata despistada a la que se le fundieron los plomos. Anda e iros a tomar por donde más os gusta y teméis, paisanos. No veas con qué mala leche me pasé el viernes volviendo a poner en hora el reloj del vídeo, sabiendo que era uno de los pocos pardillos que lo hacía en esta provincia pringosa, alatriste y manchega, que dios olvide o reviente de una vez. Aquí el medio ambiente sólo lo queremos pa’la oliva; y el cambio climático, mientras que no afecte a la oliva, es una cosa que se inventan los científicos, porque después eso no sale en Salsa rosa ni en A tu lado ni en Aquí hay tomate, y lo que no sale en esos programas de culto es porque no existe. El jueves la provincia registró un 1,5% en la bajada del consumo eléctrico, tócate la pera. ¿Habéis contado esto en Fitur?

4 comentarios:

Silvio Gnisci Morgach dijo...

Y ahí me tenías a mí, con una vela en el salón, explicándole a mi hija el cuento de la contaminación y de por qué había que apagar la luz cinco minutos.

Saqué una conclusión: mi hija va a ser una ecologista convencida porque no quería encender las luces ya que se divertía con el juego de sombras que producía la velica roja en cuello de botella de vino -en mi infancia era el botellín, botellín del Alcázar- como los cánones mandaban.

Partía de consumistas ¡Anda e idos a la mierda!

Silvio Gnisci Morgach dijo...

Por cierto, ¿vas a apagar el móvil el 1 de marzo?
Yo sí, y voy a crear mi propia compañía telefónica. Silviland donde el silbido será el rey.

Raquel dijo...

Tendré que aprender a silbar.

Jesús Tíscar Jandra dijo...

No, no voy a apagar el móvil el 1 de marzo. Lo de la luz durante cinco minutos no sirve para nada, pero es una manera de decir "ojo", que tampoco sirve para nada, pero en fin, tampoco supone quebranto. Sin embargo, un día entero con el móvil apagado, a la par que inútil, puesto que al día siguiente seguiremos igual, sí puede causarme incidencias innecesarias. He dicho.