15.9.06

Perogrullada para incrédulos

El gobierno municipal del PP aprueba echarle unos charipeíllos a las calles jaenonchas más añejamente destrozadas, que son muchas. Una medida que, junto a las grandes obras caóticas de adecuación y aparcamientos subterráneos (de esos que tanto les gustan a ellos), forma parte del paquete preelectoral para que los jaenitas digamos "cuchi qué apañaos son y cuánto hacen por la ciudad" a la hora de transportar la papeleta a la urna en mayo del año que viene. Más claro: el PP que descuajaringa el Ayuntamiento de Jaén hace méritos populistas a calzón quitado para volver a gobernar y no porque de verdad le preocupe el bienestar de los votantes ni la reputación estética de esta capital lagártica y pinchaperras. Bueno, pues, esto, que a tan sabido y hasta natural suena, hay quien todavía no se lo cree en Jaén y piensa que si el infierno urbanístico en el que nos tienen metidos no se ha hecho a lo largo de toda la legislatura es porque no ha podido ser, que nunca es tarde si la obra es grande y que qué buenos son los hermanos derechunos, qué buenos son que nos llevan de excursión. Claro está que, en su caso, el PSOE haría lo mismo, pero esto no debo decirlo, que después vienen las malas caras.

6 comentarios:

Sir Alsen Bert dijo...

¿Releyendo el Quijote?

Jesús Tíscar dijo...

¿Eh?

Sir Alsen Bert dijo...

No, na, por el tipo de construcciones que usas en este artículo.

Jesús Tíscar dijo...

Pues no le veo relación, nene.

Sir Alsen Bert dijo...

Este es el fragmento al que me refiero, muy quijotesco, cervantino y castellanizado a lo antiguo.
Ché, que es un piropo, zagal, te me vayas a poner rarito.

Bueno, pues, esto, que a tan sabido y hasta natural suena, hay quien todavía no se lo cree en Jaén y piensa que si el infierno urbanístico en el que nos tienen metidos no se ha hecho a lo largo de toda la legislatura es porque no ha podido ser, que nunca es tarde si la obra es grande y que qué buenos son los hermanos derechunos, qué buenos son que nos llevan de excursión

Jesús Tíscar Jandra. dijo...

Eres un filologazo, nene.