21.6.06

Como si tronara un petardazo

Pues yo creo que si el cincuenta por ciento de un pueblo no se acerca a las urnas como le mandan sus democráticos papás, significa que a la mitad de ese pueblo se la refanfinfla poderosamente el Estatut, el Estatuto y la señora que, berreando y haciendo crochet, los parió a los dos, cosa que habría que tener muy en cuenta, no ya por los estatutos en sí, que son una chominá, sino porque, además, el importante absentismo electoral viene a indicarnos también hasta qué punto nos tienen hastiados los políticos con sus tejemanejes partidistas y sus preocupaciones de cara a muchas galerías, menos a la del ciudadano. ¿Tú me comprendes lo que te quiero decir? ¿Llevo o no llevo razón? ¿Es o no es? ¡Hombre, pues claro! Lo que pasa es que esto no lo va a decir ningún dirigente o partido político, para quienes, oye, yo no sé qué tendrán las urnas que de una manera u otra siempre se comportan a favor de sus intereses. Cuando el pueblo habla, el político se tapa las orejas y se encoge entero, como si fuera a tronar un petardazo, igual que cuando calla, que también dice mucho. A ver si aquí en Andalucía ha habido huevos de convocar un referendo, con lo divinas que están las playas ahora.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... »