15.6.06

Choteos, ni uno, ¿eh?

La Junta advierte de que no tolerará que se ridiculice el nuevo Estatuto de Andalucía. ¡Ay, qué miedo! Mira cómo tiemblo, mira cómo tiemblo. Que me escagarrucio y tó, oye. O sea que esto quiere decir que uno no puede opinar públicamente que lo de la “realidad nacional”, con la que tantísimo nos han dado la brasa y nos han mareado hasta la basca, es una soplapollez como tantas de las que salen de todos los parlamentos del mundo: palabrería barata para conformar y que parezca que todo va a cambiar a mejor y que los gobernantes se preocupan y desvelan por el pueblo que los ha puesto en el sueldo y en el coche oficial. Pues lo digo, pese a lo activista mediático que soy del PSOE, y lo repito: el trajín por las reformas del Estatuto ha sido y es un cachondeo, en esto lleva razón Rajoy, el hombre. Ahora qué me van a hacer, ¿detenerme? ¿Dificultarme papeleos? ¿No saludarme en los saraos? Anda un poco dictarorialilla la Junta de Andazarrías últimamente, va a ir teniendo que cuidarse un poquito, tantos años gobernando no trae nada bueno. Ahora van de andalucistas, cucha tú. Y el ciudadano, agradecido, claro, abrazando su Estatuto como un tesoro. ¿Verdad? Sóplame este ojo, Perojo.

4 comentarios:

Miranda dijo...

Visto desde aquí arriba se hace difícil entender la razón de tanto desprecio por ese estatuto.
¿Me podrías ilustrar un poqutin?

Beso.

M.

Sir Alsen Bert dijo...

No es desprecio, es puro cansancio. Una musiquilla que ya está rayada, que cansa que envilece, que harta, que asquea hasta tal punto que te gustaría emigrar lejos, muy lejos.

Miranda dijo...

Vamos, que no os interesa la autonovuestra...

jaenita dijo...

A mi si me interesa la autononuestra. Lo que no me interesa y ahí el sr Tíscar lleva razón, es el poder perenne, que ya aburre y/o preocupa alternativamente.